Caída de pasajeros y alza en evasión incrementa déficit del Transantiago en US$ 30 millones durante 2016

Pérdidas por US$ 676 millones arrojó el Transantiago en su ejercicio 2016, de acuerdo con un informe financiero del sistema elaborado por el Directorio de Transporte Público Metropolitano (DTPM) y que “El Mercurio” obtuvo a través de la Ley de Transparencia.

Superior en US$ 30 millones a la brecha registrada en 2015, el déficit del año pasado es el resultado de un ejercicio que tuvo ingresos (pasajes pagados) por US$ 886 millones y costos por US$ 1.553 millones. La diferencia de US$ 676 millones es compensada por el subsidio estatal.

Según el informe financiero, aunque los costos del sistema disminuyeron en US$ 6,9 millones respecto de 2015, el incremento del déficit responde principalmente a una caída de US$ 37 millones en los ingresos del sistema. Menor demanda Así lo confirma el consultor y ex gerente de finanzas de Transantiago Diego Puga.

“El mayor déficit se debe principalmente a una caída en los ingresos, generada por una disminución de la demanda. Esta caída es por gente que pasa a otros modos (de transporte), como caminata, bicicleta, moto, auto, taxi y Uber, o que evade. Esto impactó en los costos ligados a la demanda, los cuales no crecen. Es decir, las empresas percibieron menos también”, explica.

Según un informe de las validaciones de tarjetas bip! constatadas en 2016, la menor demanda también responde a una considerable merma en el uso del medio de pago: durante el año pasado hubo 880 millones de validaciones, 40,5 millones menos que en 2015, caída que no alcanzó a ser compensada por el incremento de 10 millones de validaciones que tuvo Metro.

Así, el sistema completo anotó 1.552 millones de validaciones, 30,4 millones menos que en 2015.

Víctor Barrueto, presidente ejecutivo de la fundación Transurbano, atribuye el resultado operacional negativo “al aumento de precios a los operadores, producto de las revisiones del equilibrio económico de los contratos, algunos aumentos de flota y la aplicación del indexador de precios por reajuste de los costos directos”.

A esto se suma la evasión: con el récord de 34,6% que se produjo en el último trimestre del año pasado, el ejercicio 2016 cerró con un promedio de 30% de pasajes evadidos, 3,1 puntos porcentuales más que la media de 26,9% observada en 2015.

Con todo, el director del DTPM, Guillermo Muñoz, destaca que el déficit se ha reducido respecto de 2014. A su juicio, la variación del último año “está asociada al IPC, la mano de obra y leve aumento de precio del petróleo”.

En cuanto a la evasión, admite que afecta los ingresos de los operadores, pero asegura que solo en el corto plazo, porque “luego se equilibra en las revisiones programadas”. No obstante este complejo escenario, el déficit podría seguir aumentando este año debido a la puesta en servicio del nuevo tren de cercanías Alameda-Nos.

Según fuentes de Transportes, el servicio genera una gran cantidad de viajes con transbordos que le cuestan $700 al usuario, pero por los cuales el sistema debe pagar $1.400. El mismo efecto podría generar la línea 6 del metro, que debuta en diciembre.

Según una auditoría internacional de la empresa Embarq, en un escenario poco optimista este año habría un déficit de entre US$ 669 millones y US$ 744 millones, y de US$ 822 millones a US$ 934 millones en 2018. Para mitigarlo, recomienda alzas de tarifa (hoy, en $740) de $10 en noviembre de este año y en mayo y noviembre de 2018. Muñoz dice que si bien las líneas del metro implican más costos por kilómetros y transbordos, tales incrementos fueron considerados en la ley de subsidio de 2015.

“Las proyecciones que hemos hecho, en el escenario medio, nos indican que los fondos son suficientes. No se vislumbran requerimientos adicionales”, asegura. Esto —reconoce— podría cambiar con variaciones en los precios de los insumos, “como sucedió en 2013”.

Fuente: Emol.com

http://www.emol.com/noticias/Nacional/2017/03/31/852049/Transantiago-deficit-crecio-US-30-millones-durante-2016-por-caida-de-pasajeros-y-evasion.html